5 consejos para ayudar a los gerentes de bancos a manejar el estrés

Cómo el estrés puede convertir a un gerente de banco en casi una persona diferente. Bajo estrés, un gerente que normalmente es calmado y razonable puede volverse agitado e irrazonable rápidamente. Esta dinámica es, desafortunadamente, común y un impedimento para la gestión productiva. Este post es un seguimiento lógico. Si el estrés es un problema de administración persistente, ¿qué pasos prácticos pueden tomar los gerentes para controlarlo?

Entonces, en lugar de proporcionar una lista exhaustiva de técnicas de manejo del estrés, aquí están las cinco tácticas que me resultan más útiles y que terapistas como Enric Corbera, recomiendan.

Perspectiva

El hecho es que muchas de las cosas por las que nos estresamos en el trabajo no son tan dramáticas como a menudo las hacemos ver. En la gran mayoría de los casos, digamos, nadie está herido, enfermo o moribundo. Muchas “crisis” en el lugar de trabajo realmente no merecen ser elevadas a ese nivel, Si puede mantener los eventos de trabajo en una perspectiva razonable, ese es un primer paso sólido para mantener el estrés bajo control.

Tiempo de bloqueo

Una razón clave por la cual la administración de un banco es estresante implica tiempo. Para alguien que está constantemente realizando múltiples tareas, rara vez es suficiente. La táctica de productividad más efectiva que encuentras como gerente es el bloqueo de tiempo: mantener un período de tiempo y mantenerlo regularmente libre de todas las reuniones, llamadas e interrupciones varias. Tenerlo disponible para lo que más necesites para trabajar. Esto permite ponerse al día con cosas que son importantes pero que no se estaban haciendo, y por lo tanto, una causa de estrés. La cantidad de tiempo que puede bloquear varía, por supuesto, dependiendo de su función y organización, pero lo recomiendo como un truco de productividad fácil.

Tómese el tiempo para tratar de disfrutar de su gente

Si bien esto puede parecer un poco extraño para algunos gerentes, los empleados que usted administra pueden ser una fuente de placer, así como una fuente de estrés. Lo importante es establecer actividades que ayuden a una mejor convivencia, que los empleados se sientan útiles y valorados, eso ayuda a que mejoren su productividad. Muchas veces solo hace falta decirles que “lo están haciendo bien”.

Tómese el tiempo para hacer ejercicio

Este consejo se ha dado muchas veces, pero solo porque sea un cliché no significa que no sea cierto. Si tiene la oportunidad de hacer ejercicio durante las horas de trabajo, no puedo imaginar no aprovechar el beneficio. Es un energizante y calmante para el estrés.

Construir una red de apoyo

Un hecho básico acerca de una organización de casi cualquier tamaño es que hay muchas personas alrededor. (Es cierto que este no es el caso de las pequeñas empresas emergentes). En resumen, hay muchas personas para elegir cuando surgen problemas estresantes: amigos, colegas, mentores, contactos de recursos humanos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *