La Joyería en la Economía

El sector joyero tradicionalmente se le liga con lo que es el dinero y la fortuna, muchas personas creen que esto es todo un derroche de impuestos y de la economía pública, a otros simplemente les da igual, pero sabes que tanto afecta o no la compra joyería a la economía. Vivimos en un mundo muy consumista, los impuestos con el paso de los años han ganado un puesto más alto en el mundo de las compras y no me refiero únicamente al sector joyero sino a todos los rublos, algunas veces los impuestos elevan mucho el precio de las cosas.

El impuesto al valor añadido, en el sector joyero es el más alto de todos, esto se debe a que pertenece a un sector de lujo, si alguien tiene para comprar una joya debe tener para pagar el impuesto que este acarrea. Todo el mundo compra joyas y más si vienen de la mano de excelentes joyeros como es el caso de Rosa Tous la mente maestra detrás de la marca del osito, aquí hacen accesorios de primera calidad, un buen maestro joyero crea accesorios para todos los gustos y precios.

Desde hace años ya la crisis que llegó a golpear España hizo que naciera una especie de “Impuesto especial” que se le adjuntaba a diferentes sectores económicos, entre los que se encontraba el sector joyero. Sin duda esto es un hecho que responde a que no es un rublo de primera necesidad. Las personas de hecho llegaron a ver esto con buenos ojos, si lo analizamos de forma real, es real, no se le podía aplicar este impuesto a las medicinas o la comida.

Sin embargo el sector joyero no tardó en pegar el grito al cielo, pues es normal que las ventas hayan bajado, pues eso representa mayores cargas fiscales para ellos, lo que se resume en costo mucho más elevados. Muchos de ellos afirman que es un error pensar que este es un objeto de lujo solo para los ricos, es un material que ayuda a las personas a sentirse mejor, va más allá  de un simple trozo de metal.

Además estas medidas también generan la pérdida de empleos de muchas personas que trabajaban en dicho sector. Esto en respuesta a que el sector bajó muchísimo sus ventas, esto hizo que no tuviesen más remedio que utilizar el despido como una arma de defensa que evitará la quiebra, aunque muchas empresas no pudieron surgir y tuvieron que enfrentarse al cierre. Ellos no se quejaban de que el impuesto subiera, solo querían que fuese mucho más junto, para poder mantener el sector.

La joyería no es “un peso” en la economía por el contrario es una gran ayuda, ya que por lo menos en lo que es el sector de matrimonio, cada año miles de personas se casan, eso genera que el mercado de los anillos de compromiso y de matrimonio se mantenga fluyendo, se llegan a producir una buena cantidad de dinero, que nunca se debe dejar a un lado. Esto genera dinero para la empresa y para los joyeros. La mayoría de los hombres pueden llegar a gastar unos 500 euros en comprar un anillo para pedir la mano de su amada, esto les permite adquirir un pequeño anillo de oro blanco con un diamante pequeño. Las compras de este tipo de productos hacen que las ventas se mantengan creando un gran conjunto de ventas anuales. En total una pareja puede gastar entre 500 y 1500 euros solo en joyería para su boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *