Cómo la meditación puede traerle una mayor prosperidad

Millones de personas en el mundo practican la meditación de forma regular, y pueden brindarte innumerables beneficios, incluso si lo combinas con oraciones devotas. Cuando meditas con frecuencia, tu cuerpo se vuelve más ligero y relajado. Con la meditación, apagas temporalmente tu parloteo mental. Además, mejora tu circulación y tu ritmo cardíaco.

La meditación también llena tu energía corporal y te ayuda a obtener serenidad y plenitud. Te lleva a la relajación física, por lo que puedes hacer uso de tus recursos mentales más poderosos. Su mente también trabaja más a gusto porque reduce los niveles de estrés. Todos estos efectos positivos han sido certificados por la investigación médica. Cuando meditas te liberas de pensamientos y emociones perturbadoras. También obtienes más claridad con respecto a tus problemas.

Aquí hay algunos consejos para meditar:

Estar quieto

Para meditar, elige una habitación muy tranquila. Apaga tu móvil o desconecta el teléfono fijo. Puede sentarse o acostarse en el suelo o en una cama. Si está acostado, mantenga las rodillas elevadas o rectas.

Esté lo más relajado posible. Toma conciencia de cualquier inquietud o tensión emocional y libérala. Escanee su cuerpo mentalmente para ver qué área de su cuerpo está tensa. Puedes afirmar o visualizar que cada parte se está relajando más. También puedes imaginar todo tu cuerpo bañado por una luz brillante. O puede ser una sustancia suave como la miel.

Sintonice su cuerpo

Otra forma de relajar tu cuerpo es tensando tus músculos. Luego suelta toda la tensión. También puedes imaginar que la tensión es como una nube que pasa volando lejos de tu cuerpo. Una técnica generalizada de meditación es relajarte y concentrarte solo en tu respiración. La respiración ideal para la meditación es abdominal (el área de su vientre). Tu respiración debe ser profunda y lenta.

Pon tu mano sobre tu barriga y siente cómo se infla. Imagina que tu vientre es como un tarro. Con cada inhalación se llena. Y con cada exhalación, es vaciado.

Agrega un mantra

Tu meditación también puede ir acompañada de un mantra. Un mantra es una palabra u oración repetida rítmicamente. El mantra debe ser pronunciado en cámara lenta. Si es posible, debe estar sincronizado con su respiración.

Algunos mantras son “om”, “one” o “peace”. “Om” representa el sonido universal que te conecta a la fuente ilimitada de provisión. También puedes repetir el mantra “amor”. Y luego imagina tu cuerpo lleno de energía amorosa.

También puedes usar mantras “visuales”. Imagina una imagen o símbolo con un significado importante para ti. También puedes contemplar, con los ojos abiertos, un objeto brillante. Este objeto puede ser una vela o una lámpara. Obsérvalo de forma silenciosa y tranquila.

Visualizar

También puedes usar la visualización cuando meditas. Puedes imaginar que un rayo de luz entra en tu cuerpo desde la parte superior de tu cabeza. Mira esta luz limpiando todo tu cuerpo. Luego observa esta luz que viene de las plantas de tus pies. Va al centro de la tierra. Y luego vuelve a ti con energía vital.

Este haz de luz puede ser dorado, violeta o blanco. También puedes imaginar irradiar esta luz de tu cuerpo. Ver esta luz llegando a cada persona en el mundo. Cuando medites, observa tus pensamientos y sentimientos. No los juzgues ni los etiquetes. Imagina que eres un extraño, eres un observador externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *