Un sencillo esbozo de lo que es la ciencia de la economía

Existen términos que el común denominador de las personas no manejamos aunque hayamos decidido buscar EAE MBA online opiniones de hacer un master en administración para continuar cultivando nuestro conocimiento. Entre ellos, lo que es la economía. Para ponernos al corriente, es importante que sepamos que esta es una ciencia social que se encarga del estudio de la manera de administrar los recursos que se encuentran disponibles a fin de satisfacer las necesidades humanas. La misma también se encarga del estudio del comportamiento y de las acciones de los seres humanos.

En vista de que los recursos con los que cuenta el planeta se han tornado escasos y no todos contamos con la posibilidad de disponer de todo, nos hemos visto obligados a alcanzar un nivel de administración de esos bienes con el objetivo de conseguir lo que nos falta. En tal sentido, la ciencia económica tiene la potestad de tomar las decisiones de los individuos, de las organizaciones y los Estados con la idea de asignar esos recursos que son escasos.

De ello podemos deducir que la economía está centrada en el comportamiento de los individuos, de su interacción frente a determinados sucesos y en el efecto que es producido en su entorno. Un ejemplo de ello podría ser, el efecto que se produce en los precios, la producción, las riquezas o el consumo, entre otros. Se denomina ciencia social debido a que estudia la actividad y el comportamiento humano, que además se presenta como un objeto de estudio que es altamente dinámico ya que los humanos somos impredecibles.

Economía positiva

La ciencia económica puede ser vista desde dos ámbitos, desde la economía normativa y la economía positiva. En el caso de la economía positiva, esta es la rama que esta centrada en la descripción y explicación de los fenómenos económicos, mientras que en el caso de la normativa, la misma se centra en la aplicación de la economía positiva con el propósito de brindar un consejo enfocado hacia los problemas prácticos, lo que incluye aquellos que son relativos a las políticas públicas.

Es posible hacer una distinción entre economía normativa y positiva si nos hacemos las siguientes preguntas: “¿Qué es?” y “¿Qué debe ser?”. En tal sentido, se pide decir que la economía positiva está centrada en el análisis de los fenómenos económicos. Mientras que la economía normativa responde a la pregunta ¿Qué debe ser?, es decir, en cómo se puede aplicar algo que se descubre (economía positiva) al mundo real (economía normativa).

Esta es una distinción que fue alcanzada durante el siglo XIX, por distintos y destacados economistas pertenecientes a la escuela clásica, entre ellos John Stuart Mill o John Neville Keynes (el padre de John M. Keynes). Dentro de sus análisis, tales economistas pudieron observar un fenómeno económico, del que posteriormente postulaban una hipótesis a fin de tratar de explicar dicho fenómeno. Posteriormente, la hipótesis luego sería testeada sobre hechos reales económicos con el objetivo de determinar el alcance de la validez de dichas teorías.